Conectarse

Recuperar mi contraseña


Información

Otras Razas


Verano.
Rayos de sol iluminan todo el día y el calor se siente hasta en los mas oscuros rincones. Cortas son las noches vigiladas siempre por la maravillosa luna y brisas frescas que nos acompañan en nuestras caminatas nocturnas.

Últimos temas
» Cambiamos de Dirección URL
Lun Dic 23, 2013 12:10 am por Invitado

» Looking For You
Lun Dic 16, 2013 5:12 pm por Invitado

» ~League of Legends Rol (Elite)~
Mar Dic 03, 2013 11:21 pm por Invitado

» Homines Hortum || Élite [Yaoi]
Lun Oct 28, 2013 3:23 pm por Alexandra Tyler

» League of Legends RolEsp ~ Afiliación Elite
Dom Sep 22, 2013 9:09 am por Invitado

» Royal Atlantic Line Afiliación Elite
Jue Sep 12, 2013 8:16 pm por Invitado

» Yugi Oh! RPG [Élite]
Dom Ago 25, 2013 7:41 pm por Invitado

» Kuroshi {Afiliación Élite}
Vie Ago 09, 2013 1:55 pm por Invitados

» Instituto Honan [Afilición Elite]
Miér Jul 31, 2013 10:18 pm por Invitados

» Creando Mundos [Élite]
Miér Jul 31, 2013 8:30 pm por Invitado


Perfil {#} MP {#} Ficha


Perfil {#} MP {#} Ficha


Perfil {#} MP {#} Ficha


Perfil {#} MP {#} Ficha


Image and video hosting by TinyPic

[Ficha Shura Akai]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[Ficha Shura Akai]

Mensaje por Shura Akai el Sáb Feb 23, 2013 12:23 pm



»Nombre; Shura Akai, se le conoce simplemente como "Shu".
»Edad; Casi tres siglos, aparenta tener unos 21.
»Orientación Sexual; Homosexual.
»Nacionalidad; Nipón-Irlandés, mitad y mitad.
»Generación; Séptima.
»Secta; Camarilla.
»Clan; Malkavian.
»Ocupación; Rector de la Universidad de Oxford.


»Descripción Psicológica:


Shu parece una persona extremadamente agradable frente a humanos y vampiros... en un principio. Amable, comprensivo, siempre aparentemente dispuesto a escuchar los problemas de otros y aconsejarlos sabia y cautamente, este vampiro es capaz de engatusar a cualquiera sin necesidad de su Control, únicamente por su carisma, su suave y encandiladora voz, sus bellos y misteriosos ojos y, sobretodo, con su resplandeciente y cálida sonrisa. Puede que eso sea lo que hace que su Manipulación sea incluso más efectiva de lo que debería.
A pesar de su apariencia joven serio y educado, cuando se precisa de ello siendo extremadamente diplomático y profesional, Shu mantiene un manto de engaño sobre todos... sin siquiera planearlo. Es un genio, sin embargo no mantiene esa mascarada por alguna clase de plan maquiavélico... sencillamente le divierte jugar, y los escasos años que podrá estar de rector de la universidad sin que nadie se sorprenda de lo joven que parece jugará a ser el rector, como ya ha jugado durante su larga vida a poseer otros papeles.

Su verdadero ser es un Malkavian de pura cepa. Encantadora y totalmente loco, Shu es en realidad una criatura totalmente impredecible cuando no está jugando su papel de rector; si sus alumnos lo viesen cuando vaga de madrugada por las calles de Londres, dando pequeños y gráciles saltitos y vueltas sobre sí mismo mientras canturrea alguna tonadilla siniestra... sin duda empezarían a dudar de sus propios ojos, algo que ya ha pasado en unas cuantas ocasiones, puesto que una personalidad mostrada en público y otra son tan totalmente distintas que muchos ya piensan que existen dos Shu en la ciudad sin relación alguna. Cuando se le pregunta de noche sencillamente sigue cantando, sonriente; cuando se le pregunta de día se desconcierta adorablemente, afirmando no saber absolutamente nada sobre el tema.
Es extremadamente juguetón por naturaleza... un "niño malo" al que le gusta jugar tanto con sus semejantes como con su comida. Siente debilidad por los combates entretenidos, y aunque se mantenga a ralla debido a las restricciones de la Camarilla, las contadas veces que algún vampiro lo ha atacado y ha tenido que "matar en defensa propia"... nadie podría decir que el atacante fue más afortunado que el atacado. Es sádico hasta el extremo, y debido a su forma de ser extremadamente descuidada y destructiva, cuantas más heridas sufre en combate, más fuerte contraataca, siempre riendo histéricamente, encontrando la visión de su propia sangre hasta excitante. Nunca pierde el control de sí mismo demasiado si su rival no consigue hacerle ni una simple herida, por lo que a lo largo de los siglos pocas han sido las veces en las que algún superior de su clan hubo de reprimir su fuerza mediante el Control, ya que una vez que se desboca es casi imposible detenerlo hasta que ha destruído a su víctima... o ésta lo ha destruído a él.
Sexualmente más que activo, las relaciones sexuales le parecen bastante divertidas y entretenidas, más que nada por la parte de seducción que requiere para que los hombres que lo rodean, la mayoría puritanos de la iglesia, caigan a sus pies, suplicando repetidas veces que les permita "poseerlo"... como si en verdad pudiesen poseerlo en algún momento del acto sexual...
A pesar de esto, siempre mantiene su buena reputación, y casi nunca ha "atacado" (de ninguna forma) a gente de su ámbito social cercano.

Lo que más llama la atención de su personalidad, sin embargo, son sin duda los picos que se dan entre sus reacciones, puesto que a pesar de que se revele por la noche como un travieso e hiperactivo diablillo, a veces también puede cansarse y de repente pasar a comportarse como un perezoso gato, a pesar de todo siempre tomando como máxima de su vida la libertad, aunque no de una manera como lo verían algunos; le da exactamente igual que alguien superior le controle, con tal de que siempre le permitan sentir el viento en la cara al correr y saltar, bailotear a placer y beber sangre y luchar... es extremadamente simple al tiempo que complejo... para aquellos que no se ven superados por su poder, sin duda lo verían como una mascota extremadamente interesante.



»Descripción Física:


Apenas llegando a medir el metro setenta y dos, Shu tiene la apariencia de un muchachito de como mucho veintiún años, no pesando ni un gramo más del que tendría una persona tan delgada y esbelta.
Con el cuerpo atlético de un bailarín, o quizás un artista marcial, la fuerza que posee ni siquiera se puede esperar por su aspecto, siendo extremadamente engañoso por eso precisamente.
Sus genes irlandeses le han regalado un liso cabello rojo y unos ojos de casi el mismo color que suelen cautivar e inquietar dependiendo de la situación, más cuando, curiosamente y aunque no sea un Siervo de Set, sus negras pupilas poseen casi la forma vertical de las de los reptiles o los felinos.
Ya sólo su media sonrisa suele encandilar a la mayoría, pero cuando sonríe enseñando su blanca y aparentemente normal dentadura poca gente puede resistir la tentación de establecer contacto físico con él de alguna manera... al tiempo que acceden a casi cualquiera de sus peticiones.
De manos pequeñas y delicadas al igual que su blanca y suave piel, parecen hechas para realizar tareas detallistas y hermosas... cuando en realidad son capaces de atravesar el acero como si fuese mantequilla.

Suele vestir ropas "normales" incluso cuando no hace su papel de rector. Le gusta vestir jerseys de largas mangas con las que irremediablemente aparenta estar aún más indefenso de lo que su rostro y personalidad habituales parecen demostrar. Siempre viste de negro o gris, y nunca nadie lo ha visto vistiendo ropa elegante, como un traje o algo parecido. Cuando vaga por la ciudad de noche nunca lleva calzado de ninguna clase, esto no afectándole en absoluto más que a la hora de ser más silencioso.



»Apariencia:

Spoiler:



»Atributos:

Velocidad: 38
Empatía: 0
Fuerza: 37
Resistencia: 20
Salto: 18
Ocultación: 0
Percepción: 20
Manipulación: 37
Control: 0
Autocontrol: 20


»Historia:


Aunque ya no lo recuerda en absoluto, Shu nació en Japón, de la unión de un hombre nipón y una mujer irlandesa que había acudido al aún legendario Imperio del Sol Naciente con afán de aventura, terminando por encontrar el amor... sería un hermoso cuento de hadas si hubiese encontrado eso, ¿verdad?
El hombre que fue el padre de Shu en realidad violó a la viajera en unos callejones de Edo, lo que se conocería más tarde como Tokyo, después de todo una criatura con el cabello del color del fuego era algo tan sobrenatural... que no se podía dejar pasar la oportunidad de profanarlo, ¿cierto? Sería aburrido si no se aprovechase~
La mujer, herida y aterrada, pidió ayuda a un templo cercano al que acudió arrastrándose, siendo acogida por unos "amables" monjes que la cuidaron hasta que dio a luz a un niño con apenas una pequeña mata de cabellos de fuego... momento en el cual se deshicieron de la madre tirándola a la calle como un animal indeseado, quedándose con el niño creyendo que una criatura así sin duda sería alguna especie de youkai que podría traer fortuna sobre su templo. Desgraciadamente para ellos... poco podían saber que aquella mujer había ido a aquel lugar huyendo de un hombre... si es que podía considerarse un hombre, claro... un hombre que al ver el resultado de aquella mujer aguardó pacientemente a que aquellas gentes criasen al niño (algo que sin duda habría sido una molestia para él)... hasta que se volvió una criatura incluso más atractiva que su madre. Él no podía estar más satisfecho del resultado... y llevando el miedo de la noche al templo, se presentó frente al que consideraba un premio suyo dejando un rastro de cadáveres tras él.
Nada más mirarle a aquellos ojos rojos, el vampiro supo que ni siquiera entonces era una criatura normal. El post-adolescente le miraba sin miedo, curioso e incluso fascinado por toda la sangre que cubría su cuerpo. En aquel mismo instante supo que sería un excelente miembro de su clan... y sin dudar un instante lo Abrazó aquella misma noche, llevándoselo de Japón con presteza mientras lo mantenía totalmente inconsciente.
Cuando Shu despertó, se encontró en un lugar totalmente diferente al que había habitado durante dos décadas, Londres, no demostrando la más mínima sorpresa o miedo frente a aquel descubrimiento, olvidando al instante todo lo que había vivido hasta ese momento sin que su instinto olvidase lo útil, centrándose en lo nuevo que tenía frente a sus ojos y disfrutando de aquello como un niño pequeño.
Su maestro le enseñó todo sobre el mundo de los vampiros y lo introdujo en su sociedad y en la Camarilla, entrenándolo también en las artes de la guerra hasta que se volvió tan poderoso como fascinante... y en ese momento, se esfumó.
Curiosamente, con su desaparición no se fueron aquellos nuevos conocimientos, aunque sí todo el tiempo que había pasado con él; su último recuerdo que lo unía con el pasado se esfumó en la noche eterna en la que empezaría a moverse a partir de aquel momento.
Los años pasaron, y pronto Shu fue reconocido como una criatura peligrosa, un Antiguo, viviendo varias vidas mortales según los divertidos roles que él mismo se imponía a asumir para su diversión, en realidad no colaborando con la sociedad vampírica más que para mantenerse oculto y seguir las tradiciones, ganando influencia en la sociedad mortal a pesar de no esforzarse demasiado en ello, viviendo la locura de los Malkavian como ninguno...



»Otros datos:


»Habilidades; Celeridad, Potencia y Presencia... Shu es un maestro en dichas disciplinas quizá mucho más de lo que debería según su generación debido a lo poco que ha desarrollado algunas de sus otras habilidades. Es un monstruo de destrucción capaz de localizar y destruir de forma efectiva a casi cualquier criatura, poseyendo una velocidad imposible, una fuerza desmedida, y una característica propia que es la flexibilidad, capaz de hacer torsiones increíbles incluso en pleno salto para evadir o realizar ataques desde ángulos inexplicables. Sutilmente es capaz de alterar de infinitas formas incluso a grandes multitudes tanto de humanos como de inmortales, y a veces se divierte jugando con los mortales de esa forma, puesto que tiene prohibido meterse así con sus hermanos y hermanas. Por otro lado es un genio; su cociente intelectual cuando aún vivía era altísimo, el cuál únicamente ha aumentado con su "no muerte", potenciada su imaginación gracias a su locura. A veces elaborando complicadas estrategias, otras dejándose guiar por el instinto, sea como sea su juicio, a pesar de estar totalmente corrompido, lo hace fallar escasas veces en sus decisiones o consejos. Puesto que en el pasado estudió artes marciales, en la no muerte sus habilidades de combate cuerpo a cuerpo son increíbles. No requiere de beber demasiada sangre para regenerar sus tejidos.
»Debilidades; Padece un Trastorno Sádico de la personalidad, que curiosamente afecta también a su propio yo durante la lucha sin llegar a ser masoquismo, sino simplemente potenciando su lado sádico hasta volverlo un monstruo sediento de sangre, propia o ajena. Padece episodios esporádicos de amnesia; no recuerda nada desde que se transformó en vampiro con excepción de aquellos recuerdos que comparte con gente que ve a diario; podría decirse que vive su vida al día, en muchos sentidos. Como a todos los vampiros, la luz del sol le parece francamente molesta. Es excesivamente fácil de manipular sin necesidad de usar algún poder especial; cualquiera que le ofrezca un buen trato y cubra sus necesidades, siempre que no lo haga ir contra las tradiciones, podrá mantenerlo sumiso con una mascota un tanto impredecible y juguetona. Únicamente no siente nauseas al beber vino y comer carne, el resto de la comida y bebida mortal le da arcadas. No ha desarrollado lo más mínimo sus capacidades de ocultación, empatía y control; nunca le han parecido aspectos importantes para él... no le importa llamar la atención de otros vampiros, así como controlar animales o a otros seres más allá de sus emociones, mediante la manipulación, de modo que aunque en esos aspectos esté en inferioridad de condiciones respecto a otros vástagos, lo compensa ampliamente con el aumento de sus otras facultades.
»Armas o Accesorios; Sus manos y sus piernas son las armas más letales que podría llegar a necesitar nunca; suele llevar siempre consigo, sin embargo, un peculiar paraguas metálico de origen japonés cuyo peso casi supera al del propio muchacho y que suele llevar mañanas y tardes en la universidad para desplazarse por los espacios abiertos. Por supuesto nadie nunca ha tomado dicho paraguas, o verían la incoherencia de que alguien tan aparentemente delicado levantase semejante monstruo metálico.
»Gustos; Hablar (cuando no está jugando su rol de rector puede pasarse horas hablando incoherencias si no se distrae con alguna otra cosa). Correr y saltar en libertad por la ciudad. Jugar a interpretar roles que a él le resultan absurdamente divertidos. Luchar con rivales poderosos. La sangre. El sexo. Ambas cosas al mismo tiempo. Jugar con los sentimientos de los demás con su Presencia, le gusta especialmente causar terror, ira y lujuria en sus víctimas. Holgazanear de vez en cuando. Las cosas nuevas e interesantes.
»Disgustos; No tener libertad de movimientos. Que alguien fastidie alguno de sus juegos, sean sus roles o sus manipulaciones sobre la gente. Luchar contra rivales demasiado poderosos; batallar hasta quedar moribundo es divertido... pero morir a manos de alguien demasiado fuerte acabaría con dicha diversión. La abstinencia... de cualquiera de sus "vicios". Que lo quieran hacer descansar cuando está hiperactivo y que le quieran hacer trabajar cuando está holgazaneando. Que estropeen alguna cosa nueva e interesante de cualquier forma.

»Físico; Akashi Seijuurou de Kuroko no Basket



"Extenso y escabroso es el camino que lleva del infierno hasta la luz."
avatar
Shura Akai

Masculino Mensajes : 16

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [Ficha Shura Akai]

Mensaje por Caín el Sáb Feb 23, 2013 2:48 pm


______________________________________________________________________________
Hola Invitado, respeta las reglas o ya veras(?)
avatar
Caín
Admin

Masculino Mensajes : 122

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.